Un consejo de personas sabias

Buenas noches,

La tercera semana seguida cumpliendo con la noticia del lunes me hace sentir bien con el propósito de estar aquí cada semana. ¡Gracias a tod@s los que me animáis con vuestra lectura y comentarios!

Hoy ha sido el primer día de trabajo para la mayoría de la gente, que vuelven a sus puestos tras el descanso veraniego. Al igual que sucede al terminar el año, es común volver de vacaciones con nuevos objetivos, tras haber reposado.

Esto último no es mi caso, porque a excepción de tres días de safari en Tanzania, desde julio he estado trabajando parcialmente cada día, de lunes a domingo, esté en Barcelona, en la playa, o en Zanzíbar. Había muchos proyectos pendientes que me han tenido agotadoramente al pie del cañón.

Pero no os aburriré con algo que debo resolver yo mismo. Para el tema que abordaremos, baste decir que al volver de viaje, pese a haber visto muchos lugares maravillosos y compartido momentos mágicos, me he dado cuenta de que llevo veinte años con un estilo de vida que ya no quiero seguir. Al menos, no de esta manera.

Resulta difícil hacer un cambio de este calado, después de tanto tiempo, porque son hábitos profundamente enraizados y, además, tu vida entera está montada según esta forma de vivir. ¿Cómo hacer exactamente lo contrario que has hecho durante media existencia?

Ahí es donde entra el consejo de personas sabias. Imagina que formas parte de una tribu donde hay una serie de miembros con conocimientos o virtudes superiores a las tuyas en determinados aspectos vitales. Y que para obrar el gran cambio, que equivale a graduarse, debes mejorar en todas esas asignaturas en las que vas flojo.

De encontrarte en este caso, acudirías a cada uno de estos maestros o maestras en busca de consejo para obtener lo que te falta. Cada una te ayudaría a pasar un examen distinto para poder al fin licenciarte.

Todos contamos con ese consejo de personas sabias, poro poco que hayamos cultivado buenas relaciones. Las personas que admiramos tienen aptitudes que a nosotros nos faltan y que, en un viaje de transformación, necesitaremos incorporar, ya que para salir de donde uno está hay que adquirir poderes distintos.

Para no hablar en general, pondré como ejemplo qué va a enseñarme a mí cada maestro en el consejo de personas sabias que he nombrado para mi proceso. No daré los nombres, porque ni ellas mismas saben que están haciendo esa labor conmigo, pero sí lo que voy a aprender cuando las frecuente:

  • Estrategia personal. Esta asignatura la da una amistad que no aplica este don para su propia vida, pero que es absolutamente brillante mostrando caminos a los demás. Revisará y mejorará las líneas maestras de mi plan.
  • Prácticas de cambio. Impartido por una persona sabia que siempre me da «deberes», hasta el punto que, después de cada reunión, me manda un whatsapp con el resumen de lo que me ha encargado. Va a ser imprescindible en mi proceso.
  • Optimismo a ultranza. No puede haber una larga andadura sin el convencimiento de que, por muchas dificultades que haya, las cosas al final saldrán bien. Tengo localizado a un maestro de vida en eso.
  • Educación emocional. Todo gran cambio comporta un gran coste emocional, ya que hay personas que no nos van a entender, y otras huirán definitivamente de nuestro lado. No dejarse vapulear por los estados de ánimo es básico para seguir en la senda.
  • Filosofía del camino. Sin un leitmotiv que te guíe puedes perder de vista la meta que estás persiguiendo. Esta asignatura la impartirá una persona que siempre me recuerda por qué empecé a andar, cuál es el significado y la intención última de esta aventura.

El claustro de profesores ya está montado y ellos no lo saben. Tal vez otros me elijan a mí de maestro en algo y nunca lo sabré. Me he fijado un periodo de transición —o aprendizaje— de 16 meses para licenciarme en enero de 2021.

Cuando lleguemos a este punto, contaré con detalle todo el proceso y dónde estaré entonces.

Por cierto, si nombras un consejo secreto de personas sabias, ten esto en cuenta: ningún verdadero maestro dirá nunca lo que esperas oír. Más bien lo contrario. De hecho, en ocasiones, tras escuchar sus recomendaciones, te dirás: ya se exactamente lo que no tengo que hacer.

Y tal vez esa sea la forma más elevada de aprendizaje, porque te devuelve a ti mismo. Al provocarte llevándote la contraria, el sabio te entrega por fin el bastón de mando.

¡Feliz semana!

Francesc

PD. De aquí un mes exacto, el 2 de octubre, va a haber una sorpresa editorial que pronto compartiré con vosotros.

Comments

  • Montse Aguilera Sanchis

    2 septiembre, 2019 - 10:51 pm

    Es un article x pensae i sobretot dur a terme. I m agradaria saber si puc ser una de les persones esmentades, seria un gran honir, encara q ni crec q estigui a l alçada. Espero q amb la teva nova firma trobis una mica mes de temps x tu i x CUIDAR-te a tu i als q estimis. PTons 💖💖💖💖

    • Francesc Miralles

      3 septiembre, 2019 - 11:58 am

      💖💖💖💖 Tu ets una gran mestra de vida, Montse! Una abraçada immensa!!

      • Montse Aguilera Sanchis

        3 septiembre, 2019 - 7:53 pm

        GRÀcies amic, faig el q puc. ❤️❤️

  • PABLO

    2 septiembre, 2019 - 11:03 pm

    Tu fuiste, eres Y serás maestro de muchos. Llegarás donde TE propongas y espero seguur acompañandote por mucho tiempo. Aunque no te guste pedir favores o recibir ayuda… Ya sabes donde estoy. Un inmenso abrazo. Y gracias por todo, eres un crack!!!

    • Francesc Miralles

      3 septiembre, 2019 - 11:56 am

      Tú ayudas por el solo hecho de existir, Pablo ¡Es un privilegio caminar juntos! <3 <3

  • Lérida Sosa

    3 septiembre, 2019 - 1:02 am

    ¡Muy Sabio tu post, francesc! y qué identificada me sentí!!! Sí, que difícil resulta hacer un cambio como este después de tanto tiempo necesitándolo!!! No me cabe duda que tú estarás en mi consejo. tendré que buscar los que faltan, y… el propósito, etc.etc. gracias por estar presente cada lunes acompañándonos y animándonos en este camino.
    Lo del 2 de octubre será un regalo realmente, a lo que nos tienes acostumbrados
    ¡UN ABRAZO MUY FUERTE Y ÉXITOS!!

    • Francesc Miralles

      3 septiembre, 2019 - 11:55 am

      Orgulloso de estar en tu consejo de sabios D ¡Un abrazo muy grande y gracias por estar ahí, Lérida!

  • Katinka

    3 septiembre, 2019 - 11:41 am

    M’ha encantat, com sempre. Aprofito per dir que tu has estat el meu mestre en moltes assignatures 🙂

    • Francesc Miralles

      3 septiembre, 2019 - 11:54 am

      I tu en moltes altres, estimada Katinka! 😀

  • Delia Sosa

    4 septiembre, 2019 - 4:18 am

    Gracias francesc por volver a este lugar tan rico y con tanto contenido!!! Y… CON ESTE POST TAN MOVILIZADOR! ES MUY GRATO QUE NOS COMPARTAS TANTAS VIVENCIAS TUYAS Y QUE NOS «INVITES» DE UNA MANERA TAN SUTIL A QUE TE SIGAMOS… PORQUE CREO QUE A TODOS NOS PASA LO MISMO. ES TAN FÁCIL COMPRENDER LO DIFÍCIL QUE RESULTA UN CAMBIO SUSTANCIAL EN NUESTRAS VIDAS Y CUÁN NECESARIO ES PARA PODER VIVIRLA PLENAMENTE. eSTÁ EXCELENTEMENTE PLANTEADO TU ESQUEMA Y CREO QUE TÚ YA TIENES BUENA PARTE GANADO. VER CON CLARIDAD LO QUE QUEREMOS Y NECESITAMOS PARA LLEGAR A LA META NOS HACE MUCHO MÁS LIVIANO EL CAMINO. tE DESEO LO MEJOR PARA ENERO 2021 Y ESPERO PODER COMPARTIR CONTIGO MIS LOGROS QUE GRACIAS A TI HABRÉ CONQUISTADO, DESCONTANDO QUE TÚ SERÁS UNO DE MIS MAESTROS! gRACIAS NUEVAMENTE, TE QUIERO MUCHO POR SER COMO ERES Y UN FUERTE ABRAZO!!!

    • Francesc Miralles

      4 septiembre, 2019 - 6:54 am

      ¡Muchas gracias por tus palabras llenas de cariño y amistad, querida Delia!

  • Francisco

    5 septiembre, 2019 - 12:25 am

    Este verano estuve viendo un salto de agua muy chulo donde los chavales y no tanto se tiran desde un árbol con una cuerda a lo Tarzán, o bien, desde pretiles a distintas alturas sobre el pozo de la presa, toda una delicia de disfrute y libertad para los atrevidos, y aquí está la cuestión, habia un niño gordito de unos 12 años que se quería tirar de lo más alto, estaba junto a mi, pero por mucho que se balancea no se tiraba, así estuvo muchísimo rato, convenciéndose de que no pasaría nada, contaba una dos y tres una y otra vez, estaba aterrado, por mucho que sabía que tenía que ser guay lanzarse a la zambullida desde lo más alto algo se lo impedía, era una cuestión que sólo el la tenía que resolver. Al final se tiro y disfruto, lo mejor fue cuando me di cuenta que ese niño con miedo hacer lo que cree que será lo mejor para él era yo. Así que tengo pendiente también saltar al vacío y mojarme, me apunto la fecha del próximo octubre y hablamos. Gracias Francesc, siempre alumbrando caminos, feliz semana.

    • Francesc Miralles

      5 septiembre, 2019 - 7:14 am

      Todos somos un poco como ese chico gordito, Francisco. ¡Muchas gracias por este ejemplo tan gráfico e iluminador! Un abrazo fuerte, amigo

  • Bàrbara

    8 septiembre, 2019 - 11:17 am

    ja ho saps, oi, que tu també ets un gran mestre? petó molt fort i ganes de retrobar-te!

    • Francesc Miralles

      8 septiembre, 2019 - 1:17 pm

      Quan vulguis, Bàrbara! Un petó ben fort

  • bàrbara

    8 septiembre, 2019 - 11:41 am

    A més, penso que un mestre no és tant aquell/a que acumul.la saber com el/la que comparteix el que aprèn. i tu d’això en saps un munt! 🙂

    • Francesc Miralles

      8 septiembre, 2019 - 1:18 pm

      Moltes gràcies :))) Per a mi mestre és tota aquella persona que inspira. :*

  • Maria Rosa Clop

    1 octubre, 2019 - 5:43 pm

    MOLTES GRÀCIES PER EXPLICAR ELS TEUS Propòsits, PER A MI FA TEMPS QUE ETS UN MESTRE, LA TEVA HONESTEDAT, DELICADESA EN ABORDAR TEMES FRÀGILS, TANTA SENSIBILITAT I BON HUMOR QUE SEMPRE
    HO REBO AMB MOLTA GRATITUD, EM FA BE LLEGIR-TE GRÀCIES.

    • Francesc Miralles

      1 octubre, 2019 - 9:30 pm

      Moltes gràcies a tu, Maria Rosa, per la teva amabilitat!! Abraçades!

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies