Todo saldrá bien

Buenas tardes,

No es raro que en un mundo lleno de injusticia, miedo y negatividad cueste encontrar a personas que empoderen los proyectos de los demás. Hay mucha gente dispuesta a señalar lo que puede salir mal, y poca dispuesta a creer en lo que todavía no existe.

Todo el mundo lo ha vivido alguna vez. Tu propósito vital cambia y, cuando ya sabes lo que quieres hacer con tu vida, te reúnes con uno o varios amigos o familiares, que empiezan a dibujar escenarios catastrofistas con frases cuyo verdadero significado para ti (EN MAYÚSCULAS) es aún peor de lo que parece:

«Esto es muy difícil / no puede salir bien.» = NO TIENES CAPACIDAD PARA LOGRARLO.

«Pero, ¿estás seguro de lo que te haces?» = TE LA VAS A PEGAR Y NO LO SABES.

«Piénsatelo bien antes de dar el paso.» = CUANDO SE TE PASE LA TONTERÍA, TE DARÁS CUENTA.

Existen muchas frases más, y hay coaches expertos en enumerarlas, pero el mensaje es siempre el mismo: QUÉDATE DONDE ESTÁS, no vaya a ser que lo logres y quede yo en evidencia, en el caso de las personas que no sienten una genuina preocupación por ti.

Lo he vivido muchas veces en mi vida. Cuando dejé mi empleo de profesor de idiomas para ser traductor free-lance, me decían: «No podrás pagar el alquiler», lo cual fue cierto algunos meses, pero gracias a eso acabé trabajando de editor con contrato indefinido.

Con un sueldo muy bueno para la época, cuando comuniqué a mi círculo que lo dejaba para viajar por la India y escribir allí mi primera novela, me dijeron: «¿Pero qué haces, loco? No volverás a encontrar otro trabajo como este.» Y nuevamente fue cierto, gracias a Dios, porque no tenía malditas ganas de volver a pasar por lo mismo.

Cada cambio de calado en tu vida parece un salto en el vacío, pero cuando finalmente lo das, muchas veces te das cuenta de que vacío era lo que dejas atrás.

Resumiendo: si quieres hacer realidad tu proyecto, no lo cuentes a nadie que vaya a cuestionarlo con mensajes catastrofistas —sutiles o burdos—, para intentar quitártelo de la cabeza.

Lo más valioso que tiene un ser humano son sus sueños, y no debería ponerlos en riesgo en manos de nadie que no sea un empoderador. Reconocerás a estos raros superhéroes de la motivación, porque…

  • Escuchan con verdadero interés y hacen preguntas para comprender lo que les estás contando.
  • No emiten juicios ni hacen pronósticos, a no ser que sean positivos («Sé que puedes hacerlo / que vas a lograrlo»)
  • Se alegran sinceramente de que te aventures  («¡Estoy muy feliz de verte tan decidido!») y te ofrecen su apoyo desde el momento cero.
  • Si está en su mano, empiezan a echar cables para ayudarte en la locura en la que te has metido.

En caso de que no encuentres un empoderador todavía (tal vez aparezca más adelante), te aconsejo que hagas como yo, que al pasar ayer por una tienda del barrio Gótico me compré esta camiseta que veis en la cabecera y me la enfundé de inmediato.

Traducido al castellano dice «Todo saldrá bien», aunque seas un dinosaurio y te digan que se acerca un meteorito que extinguirá toda tu especie.

A fin de cuentas, ¿quién sabe qué pasará de aquí un año, dentro de un día, en un minuto? Incluso si el meteorito acaba cayendo y sucumbo al momento, o con los rigores de la glaciación, al menos habré vivido como un dinosaurio feliz.

Os deseo una semana estupenda,

Francesc

Comments

  • PABLO

    14 octubre, 2019 - 7:52 pm

    A veces es el miedo el que te inmobiliza. Pero si tu mismo no crees en ti, nadie lo hará.

    Tú bien sabes que yo soy un soñador que ha ido de riesgo en riego. Unas veces salió bien, otras veces no salió… Pero siempre he tratado de reinventarme.

    Ahora estoy justo en eso, con la seguridad de mi nómina y mi trabajo fijo pero preparando un salto que, de salir bien, me enseñará a volar.

    Gracias por leer mis pensamientos en tus Monday News… Sabes que las casualidades no existen.

    Ya estoy haciendo planes para irte a ver… Mi 38 cumpleaños en BARCELONA, en la que fue mi segunda ciudad, podría ser un bonito auto-regalo.

    Un beso, amigo y por cierto. Enhorabuena por Sakura Love… Me quedé con ganas de más. (Ya te haré mi critica)

    Un gran abrazo, compañero.

    • Francesc Miralles

      15 octubre, 2019 - 3:54 pm

      Ganas infinitas de conocer ese salto que te hará volar :))) Me alegra mucho haber leído tus pensamientos… ¡Besos y abrazos!

  • Francisco

    14 octubre, 2019 - 11:10 pm

    Me ha traído un bonito recuerdo esa expresión, pues un día la dije yo ante un nuevo reto en el que nadie confiaba mucho en mi. Era mi fugaz paso como presidente de mi federación de Atletismo hace ya unos cuantos años, como nuevo en el cargo tenía claro el cambio de algunas actividades y la puesta en marcha de una competición en polideportivos y con materiales sencillos que ahora se hace muchísimo y se llama jugando al atletismo. Aún recuerdo instantes antes de empezar la mañana, con una amiga colaboradora y el ayudante de la megafonía, tomando un café para terminar de enchufar nos les dije muy rotundo: No os preocupeis, todo va a salir bien, (nunca se habia hecho ese formato), se hizo el silencio y no deje opción a la duda, así que nos fuimos a disfrutar la mañana y la competicion que estuvo genial.
    Así que estoy totalmente de acuerdo que no cabe otra, tirar adelante y confiar, asi que Francesc, te deseo una feliz semana pues seguro que todo irá bien.

    • Francesc Miralles

      15 octubre, 2019 - 3:57 pm

      O seas que fuiste pionero en algo que ahora se hace habitualmente 🙂 ¡Muchas gracias por compartir tu experiencia, querido amigo! Hagas lo que hagas, con tu pasión todo saldrá bien. ¡Feliz semana!

  • Lérida Sosa

    15 octubre, 2019 - 5:40 am

    Muy real tu Post, francesc. Es tal como tú lo expresas. Me encantó: «Cada cambio de calado en tu vida parece un salto en el vacío, pero cuando finalmente lo das, muchas veces te das cuenta de que vacío era lo que dejas atrás». Como quizás no encuentre tu camiseta, me quedo con su frase, que motiva, y mucho, para continuar.
    ¡Sigue tú también adelante, que «todo saldrá bien»!!! ¡Un abrazo muy fuerte!!

    • Francesc Miralles

      15 octubre, 2019 - 3:58 pm

      No hace falta la camiseta, querida Lérida, basta con llevar esta frase en el corazón. ¡Un abrazo desde este lado del mundo!

  • Isabel María

    15 octubre, 2019 - 3:35 pm

    ¡GRACIAS!

    • Francesc Miralles

      15 octubre, 2019 - 3:59 pm

      A ti 🙂

  • juan carlos

    15 octubre, 2019 - 4:25 pm

    Hola Francesc, en primer lugar reconocer tu trabajo y cada una de las reflexiones que nos vas dejando cada lunes.
    En relación a este último artículo, me quedo con el último párrafo que a mi modo de ver, considero clave en el día a día:

    «A fin de cuentas, ¿quién sabe qué pasará de aquí un año, dentro de un día, en un minuto? Incluso si el meteorito acaba cayendo y sucumbo al momento, o con los rigores de la glaciación, al menos habré vivido como un dinosaurio feliz.»

    No siempre se puede saber a donde nos llevan las decisiones que tomamos en nuestro día a día, lo que si es seguro, es que si nos acompaña «esa felicidad, del dinosaurio» al menos lo hace todo más llevadero…..

    un saludo!!

    • Francesc Miralles

      15 octubre, 2019 - 4:34 pm

      Feliz de saber que te ha inspirado 🙂 ¡Deseo que lleves adelante tu vida con felicidad de dinosaurio, querido Juan Carlos!

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies