Manhattan Escorts NYC Escorts

Las tres respuestas

Buenas tardes,

Esta Monday News especial, que cae en jueves, es para compensar mis dos últimas ausencias, además de una reflexión que quiero compartir.

En agosto estuve unos días en Viena con mi compañera —hoy se cumplen 6 años de nuestra primera cita— en un viaje de documentación para un libro. De la mano de un amigo escritor, visitamos la Viena de postguerra, guiados por el director del museo de El Tercer Hombre, y la fundación Viktor Frankl, que ocupa la misma planta donde aún vive su viuda.

Allí pudimos ver objetos personales de su consulta y revisar sus principales ideas. Una de las más importantes, que sin duda conocéis, es la libertad del ser humano para elegir su actitud ante las cosas que le suceden, aunque le vengan impuestas por terceros. En sus propias palabras: “Entre el estímulo y la respuesta hay un espacio. En ese espacio tenemos el poder de elegir nuestra respuesta. En nuestra respuesta se encuentra nuestro crecimiento y nuestra libertad.”

He recuperado ahora esta frase al recordar una situación ridícula y estúpida que viví hace un tiempo.

En general, me siento muy querido, incluso por gente que no me conoce. Soy un afortunado. Sin embargo, como le sucede a todo el mundo, también hay personas que me detestan. Y algunas fueron amistades en el pasado. Sea por cualquier diferencia o malentendido, o porque hemos evolucionado por caminos distintos, una relación cercana se puede convertir en gélida o de circunstancias.

La historia insignificante que contaré sucedió en un congreso que se encontraba a quince minutos de la estación de tren. Se había hecho de noche y, a punto de abandonar el congreso, al encontrarme con dos antiguos amigos estuvimos hablando con cordialidad.

Al saber que iban hacia la estación, les dije que iría con ellos. Sin embargo, justo cuando estábamos saliendo, un conocido me detuvo cinco segundos para saludarme. Fue apenas un instante, pero los otros dos echaron casi a correr calle abajo para que no pudiera unirme a ellos.

Tomábamos trenes distintos, así que solo habríamos compartido aquellos quince minutos. Aun así, cuando vi la velocidad a la que andaban, sin mirar atrás, entendí que no les apetecía aquel tiempo extra de vieja camaradería.

Aquí es cuando me vino a la mente la frase de Frankl, y me di cuenta de que, ante aquel comportamiento infantil, yo tenía tres respuestas posibles:

  1. Tengo las piernas largas, así que si aceleraba yo el paso les habría dado alcance en nada. Eso es lo que habría hecho el Francesc adolescente, que mendigaba cariño y amistad.
  2. Podría haberles escrito un correo al día siguiente señalando su gesto descortés y humillante para mí. Eso habría hecho el Francesc guerrero de hace siete u ocho años, y sin duda no habría llevado a nada bueno.
  3. La tercera opción era no hacer absolutamente nada, ni durante ni después. Eso es lo que hice. Aflojé aún más el paso, para que pudieran tomar distancia, y a medida que se alejaban, me dije: “Por ahí va mi pasado”. Y eso fue todo.

Feliz jueves y ¡gracias por estar aquí!

Francesc

PD. Para los que me habéis preguntado, hoy se han abierto las inscripciones de otoño para el curso de Ikigai: https://ikigai-institute.com/

Comments

  • Encarnación

    23 septiembre, 2021 - 10:50 pm

    Hola francesc; Yo en tu situación hubiese hecho lo mismo, no meRece la pena ni recordarlo, tu vales mucho, dejalo volar, felicidaDes a los dos, abrazos

    • Francesc Miralles

      27 septiembre, 2021 - 3:02 pm

      ¡Muchísimas gracias, Encarnación! ❤️ ❤️

  • Azahara H

    24 septiembre, 2021 - 4:49 pm

    Molt INTEL·LIGENT Francesc!

    • Francesc Miralles

      27 septiembre, 2021 - 3:02 pm

      Gràcies, estimada Azahara!! ❤️

  • Tolo Alzina

    27 septiembre, 2021 - 7:50 am

    “Por ahí va mi pasado”, maravillosa frase. Expresa esa aceptación, ese soltar y dejar ir. Cuantas veces me he quedado varado en el río de la vida queriendo traer el pasado para retomarlo, maquillarlo o incluso borrarlo. Al final, lo que ha sido, ya es pasado. Gracias por compartir y recordar querido francesc🙏🎁❤

    • Francesc Miralles

      27 septiembre, 2021 - 3:01 pm

      El pasado no se puede editar, solo se puede superar. ¡Un abrazo enorme, querido Tolo! 😘😘

  • FeRran

    29 septiembre, 2021 - 7:06 pm

    Mi querido Francesc,
    De nuevo una entrada que me encanta y me mueve a comentar.

    Solo es mi opinión, pero creo que en ese aparente no hacer “nada” hay mucho.
    Hay un soltar. Soltar viejos mecanismos de respuesta automática y eso, a veces, es mucho.

    Un fuerte abrazo desde Tilcara, un pueblo de la provincia de Jujuy, Argentina.
    Ferràn

    • Francesc Miralles

      14 octubre, 2021 - 1:50 pm

      He visto fotografías de Jujuy y pinta increíble.
      ¡Un abrazo enorme y gracias por tus palabras, querido amigo!

  • Kike

    12 octubre, 2021 - 3:10 pm

    Grande francesc!
    Nueva lección de vida.
    MiNúscula, por anecdótica y mayÚscula, por significado.
    Me permito añadIrle un se.
    ‘Por ahí se va mi pasado’
    Abrazo!

    • Francesc Miralles

      14 octubre, 2021 - 1:53 pm

      Se va, se va, se va por el barranquillo :)))
      ¡Abrazo!

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies