EN / CAT / CAST

NEWS

5 COSAS QUE NO QUIERO HACER A PARTIR DE LOS 50 (10/09/2018)

DT Suzuki

Buenas noches,

Cuando cumplió el medio siglo, mi compañera de letras y vecina Neus Arqués decidió que dedicaría este año especial a cumplir 50 deseos. Uno de ellos era tomar un café conmigo, lo cual fue un honor y un privilegio para mí. Publicó sus aventuras en el libro Vive 50.

Quizás por la influencia del budismo en mi vida, a mí me cuesta reconocer mis deseos. De entrada, no sé que me gustaría hacer o tener que no haga o tenga ya. Por eso, como ejercicio a mis 50 he decidido concretar 5 cosas—cincuenta serían demasiadas para poder cumplirlas— que no quiero hacer a partir de los 50.

Jodorowsky suele decir que a través de lo que no te gusta llegarás a lo que te gusta, y en los talleres de narrativa, cuando un novelista está bloqueado en algún punto de su libro, le proponemos que se haga la pregunta: ¿Qué no va a pasaren esta novela? A partir de eso, por eliminación se acaba llegando a lo que sí puede pasar.

Siguiendo esta misma técnica, aunque no sé qué me depara esta década, sí sé qué no quiero hacer a partir de los 50:

  1. MENTIR. Deliberadamente hace mucho tiempo que procuro no hacerlo, pero también quiero evitar las mentiras piadosas cuando no sirven de nada al otro. Decir que algo está bien —por ejemplo, una novela— cuando me parece que está mal, no supone ayuda alguna para la evolución de quien me confía su trabajo e ilusiones.
  2. QUEDAR POR OBLIGACIÓN. Por lo que respecta a los actos sociales, la obligación queda restringida a la familia, y a veces ni siquiera eso. Algo que aprendes al pasar el ecuador de la vida es que el tiempo es verdaderamente escaso. Aguantar el rollo a personas negativas o con las que tienes poco o nada en común es una pérdida de tiempo a partir de este momento.
  3. RELEGAR LO PRIMERO. Hasta ahora, una constante en mi vida ha sido poner lo urgente —lo importante para los demás— por delante de lo importante —para mí—. Quiero hacer lo contrario: empezar el día haciendo lo que es muy significativo para mí —un libro personal, tocar el piano, visitar un buen amigo—. El resto encontrará su lugar.
  4. HACER ALGO POR EL SIMPLE HECHO DE QUE SIEMPRE LO HE HECHO. Ya se sabe que el hombre —y la mujer— es animal de costumbres, pero es absurdo que lo habitual se convierta en ley sin más reflexión. Por ejemplo, yo llevo 10 años yendo a la feria del libro de Frankfurt para hacer negocios y organizar cenas con editores. Este año he decidido no ir porque ya estuve en la Feria de Londres y necesito tiempo para escribir el libro que me prometí para Navidad. No quiero sentirme obligado a hacer algo solo porque todo el mundo espera que lo haga.
  5. MONTAR MÁS FIESTAS DE CUMPLEAÑOS (como mínimo hasta los 60). Decía La Mode que las fiestas se hacen, sobre todo, para aquellos a los que no se invita. Cuando organizas una megafiesta, como yo a los 40 y a los 50, igual se cuelan unos cuantos polizones, pero los protagonistas acaban siendo las personas significativas que no acuden. A los 40 me enfadé porque mis dos mejores amigos no vinieron a la fiesta, cada uno por sus motivos. A los 50, tres personas muy importantes en mi vida no estaban allí, cada cual con su excusa. Como sucede en Navidad, las ausencias alrededor de la mesa pesan más que las presencias. Solución: no hacer más fiestas y que el cumpleaños me pille de viaje, como siempre he deseado hacer.

 

No es negatividad, es dejar de hacer aquello que no mejora tu vida, sino todo lo contrario. Como decía el maestro de zen DT Suzuki: «Cuando empezamos a sentirnos ansiosos o deprimidos, en lugar de preguntarnos “¿Qué necesito para ser feliz?”, la pregunta es: “¿Qué estoy haciendo para perturbar la paz interior que ya tengo?”»

¡Feliz semana!

Francesc

PD. En la foto, Suzuki y su gato.

>> Comments (6)


Comments and Questions

BÀRBARA (17/09/2018 19:35:08) Deixar de muntar festes? En algun altre post mencionaves la necessitat de deixar anar. Potser aquestes tres persones tan importants no ho han de ser tant, i potser les persones que han vingut ho acaben sent més... Qui sap! Sempre he pensat (i sentit) que frustrar-se no aporta gaire res, però com que és inevitable, procuro que se’m passi aviat prestant atenció al que hi ha de bo en el meu entorn. Però al final cadascú decideix quins han de ser els seus objectius, oi? Un gigapetó!
Festes sí, però no estar obligat a muntar una megafesta de cumple cada any. Ho vam passar molt bé, però em suposa molt estrés i passen aquestes coses que, sense ser importants, t'acaben disgustant. L'any que bé vull que els 51 m'agafin de viatge :)) Un altre megapetó!

Isi (11/09/2018 19:30:54) Me parecen 5 puntos geniales que todos deberíamos adoptar. A por todo lo maravilloso que está por venir!
Muchas gracias, Isi :) Un beso muy grande!

Ana (11/09/2018 15:30:55) Me siento identificada con el punto de quedar por obligación por no hacer un feo con personas que no dudan en preñar la cita de negatividad y que no respetan tu tiempo. Me parecen unos cinco no es estupendos. El tiempo es precioso y es como el agua de un río, por mucho que nos empeñemos no vuelve. Abrazos y feliz semana :)
Qué bonita imagen la del río, Ana! Más abrazos!! :))

Marga (11/09/2018 10:16:33) Me encantan los puntos que has elegido. El segundo es el que llevo más tiempo consciente de adoptar aunque a veces aún cedo a algunas obligaciones. Me pasa que tampoco se formular mis deseos así que quizás si persevero en lo que no deseo sea más feliz. Gracias y un abrazo
No formular deseos es estar liberado. Si no echas nada en falta, ya lo tienes todo. ¡Gracias a ti!

Lérida (11/09/2018 06:53:10) Muy buenos los cinco puntos. Y muy cierta la conclusión: "No es negatividad, es dejar de hacer aquello que no mejora tu vida..." En lo del cumpleaños, coincidimos, ya hace unos años que "me pilla de viaje"... porque sí... cómo pesan las ausencias!!! En cuanto a lo de cumplir deseos, está bien bueno, pero quizás a veces, no sean fáciles de que se cumplan, ¿verdad? Me parece que tendré más suerte siguiendo tu técnica. ¡Gracias por este compartir de lunes, que te hace sentir tan cercano! ¡Abrazos!
Yo me entreno para no desear, así todo lo que suceda será un regalo. ¡Gracias a ti por estar cerca cada lunes! Abrazos

Francesc Amo (11/09/2018 01:10:11) Interessant reflexió que comparteixo. Gràcies
Gràcies a tu, Francesc!


Write comments or questions

* all fields are mandatory

* Maximum 500 characters Solve the following operation: 9 + 6 =


MONDAY NEWS  /  BIO  /  FEEDBACK  /  NEWS  /  MUSIC  /  BOOKS  /  MAIL  /  © Francesc Miralles