EN / CAT / CAST

NEWS

REACTIVOS O PROACTIVOS (28/05/2018)

Matisse working

Buenas noches,

Es una verdad de las buenas que la vida enseña más que cualquier universidad, y la semana pasada yo sentí que pasaba un examen.

Sin entrar en detalles que no importan, la situación fue la que sigue. Hace un par de meses me pidieron que fuera a firmar a la Feria del Libro de Madrid, una cita a la que acudo casi todos los años.

Tras agradecer la invitación, expliqué a la persona que lo organizaba que los fines de semana trabajo en la radio, por lo que para faltar un sábado y un domingo, que era lo que me pedían, debía pedir permiso con tiempo.

Quedó fijado que sería el 26 y 27 de mayo, y que firmaría en sábado por la tarde y el domingo por la mañana. Lo anoté en mi agenda, junto a una larga retahíla de compromisos, y seguí con el ajetreo de la vida.

Fue pasando el tiempo y llegó la semana del evento sin que hubiera recibido aún los billetes del AVE ni el bono del hotel, como me habían dicho. El martes 22, a cuatro días de la firma, escribí a los que me habían convocado para que me los mandaran.

La respuesta me dejó helado. Aquel mismo martes habían decidido suspender mis firmas porque la caseta estaba ya muy llena y, además, al haber una final de Champions, se esperaba muy poca afluencia de público a la feria.

Esto lo podríais haber pensado antes —contesté—. Para librar este fin de semana he tenido que pedir permiso a la dirección del programa, solicitar una hora de estudio y un técnico para grabarlo en diferido… En suma, he molestado a mucha gente para nada.

La persona se disculpó como pudo y yo me quedé sentado a mi escritorio, sintiendo un nubarrón negro sobre mi cabeza. Y aquí empieza la parte relevante de este artículo.

Tras esta noticia y la respuesta que acabo de relatar, me pregunté: «¿Cuánto tiempo quieres estar enfadado por esto? ¿Media hora? ¿Todo el día? ¿Una semana?»

La media hora ya había pasado, así que decidí no dedicar ni un minuto más de energía mental a aquel asunto. Para cerrarlo, escribí un último mensaje a la persona diciéndole que no se preocupara, que estaba olvidado y no hacía falta hablar más del tema.

Inmediatamente después me dediqué a lo que tenía que hacer ese martes, como si esas firmas nunca hubieran existido. Edité un libro que iba tarde, contesté una docena de mails y otros tantos whatsapps de trabajo, di un par de clases, preparé el guion de un proyecto audiovisual en el que colaboro, quedé con un amigo para volver a ver juntos el final de Stranger Things 2, chafardeé rutas de un país muy extraño al que sueño con ir...

En suma, el enfado de la mañana se había disuelto. Media hora de cabreo había sido suficiente. ¿Para qué perder más tiempo?

Pensando por la noche sobre estos procesos mentales que nos hacen sufrir inútilmente, he llegado a la conclusión de que, ante cualquier incidencia de las miles que vivimos, hay dos actitudes vitales entre las que podemos elegir: ser reactivos o proactivos.

La persona reactiva juega con desventaja porque va siempre a remolque de acontecimientos que no ha provocado. Así, se puede pasar el día, la semana y la vida entera enfadada por mensajes que le irritan, decisiones de otros que no le gustan, silencios que no entiende, cosas que se tuercen en el último momento, esperas que le desesperan…

Si afrontamos estas situaciones con reacciones airadas que provocan otras reacciones, acabaremos tirando los días a la basura, ya que estaremos de un humor pésimo y no podremos disfrutar de las otras cosas que sí salen bien y nos gustan.

El reactivo se enfada, se victimiza, se lo cuenta a terceros buscando apoyo, contraataca o intenta vengarse, y mientras tanto la vida va pasando.

El proactivo hace cosas por sí mismo, no como reacción a los demás, sino porque quiere crear algo que no existe. Esta clase de personas inventa cosas, toma iniciativas movido por un deseo o intuición, materializa sueños, convoca a otros para que se sumen, le da la vuelta a su vida si es necesario.

Resumiendo: mientras el primero se amarga la vida, el otro le da la forma que quiere.

Dado que no se puede ser reactivo y proactivo al mismo tiempo, la próxima vez que te fastidien con cualquier cosa, hazte la pregunta: ¿cuánto tiempo quiero estar enfadado? En la respuesta va tu vida.

Feliz semana,

Francesc

PD. En la foto, Matisse pintando en su taller.

>> Comments (7)


Comments and Questions

Isabel (04/06/2018 18:40:54) Ay esos enfados!!!!! Cuando llevas tiempo rodeado de momentos así creo que la proactividad se convierte en el oxigeno que te deja respirar.... es necesaria es real. Es una elección pero muchas veces necesaria y obligatoria ..... es el escudo de los gladiadores para poder seguir en la lucha . Saludos y muchas gracias
Gracias a ti por leer y comentar, Isabel!

Isadora (04/06/2018 10:42:25) Bonissim Francesc. Penso que no val la pena gastar el temps enfadats, tot i que a vegades ho fem. Crec que estar enfadats ens encalla i ofusca i és molt millor mirar de deixar-lo de banda i aprofitar el temps :)
Exacte, Isadora, hi ha tantes coses fantàstiques per fer... :)

Olivia (01/06/2018 09:52:57) Aix, Francesc, no saps com m'ha anat de bé avui llegir-te!!! Ara mateix canvio el xip. Gràcies per compartir un text tan inspirador. De fet, aquesta tarda el passaré als meus fills perquè el llegeixin també. Una abraçada ben forta! Olivia
Tot un honor que el comparteixis amb els teus fills, Olívia! Abraçades!

Dolors Daufi Clavijo (29/05/2018 10:35:05) Ostres Francesc, justament ahir em va passar una cosa similar i la meva reacció fou la d'enfadar-me primer i relatilitzar-ho després. Gràcies per escriure-ho
Estàs molt avançada, doncs, Dolors!

Lérida (29/05/2018 07:51:37) ¡Buenísimo Francesc!!! Lo copié para tenerlo muy presente... y lo compartiré. Una enseñanza muy necesaria!! Te admiro mucho. Cada lunes nos enriqueces y motivas con tus vivencias. ¡Gracias! Un cálido abrazo!
Muchas gracias por tu amabilidad, Lérida!! Abrazos desde este lado del mundo!

Ana (28/05/2018 23:55:41) Como siempre, iluminas nuestra semana con pequeñas dosis de sabiduría. La proxima vez me preguntaré en medio de la tormenta: ¿cuánto tiempo quiero estar enfadada? Un abrazo grande y feliz semana :)
Muchas gracias a ti por tu luz, Ana! Feliz semana :))

Delia (28/05/2018 22:03:34) Genial tu Artículo Francesc!!! Muchas gracias!! No sabes cómo me vino en este momento... Es así realmente: "En la respuesta va tu vida". Eres un grande y es mucho lo que ayudas. Un fuerte abrazo desde muy lejos, pero qué cerca te siento!!!
Me alegra mucho que te haya servido, Delia!! Un abrazo enorme!


Write comments or questions

* all fields are mandatory

* Maximum 500 characters Solve the following operation: 2 + 5 =


MONDAY NEWS  /  BIO  /  FEEDBACK  /  NEWS  /  MUSIC  /  BOOKS  /  MAIL  /  © Francesc Miralles