EN / CAT / CAST

NEWS

La gimnasia de lo imposible (06/06/2016)

 Nadia Comanenci

¡Feliz lunes!

Ya van varias semanas que no falto a la cita y eso es ya un logro, porque hasta hace unos meses me resultaba imposible hacer honor al nombre de la Monday News. Y de eso quiero hablar hoy, pero no de pequeños retos como ser puntual con un día de publicación.

Hablemos de LO IMPOSIBLE a lo que ponemos mayúsculas, aquello que no nos vemos capaces de realizar, cosas que solo pensarlas nos produce un vértigo descomunal. A lo largo de la vida, uno va construyendo mentalmente muchos de estos muros y cuando finalmente caen te cuesta de creer que algún día causaron tanto miedo, parálisis vital y frustración.

En ese sentido, un ejercicio muy útil, cada vez que te veas incapaz de algo, es elaborar una lista de todas las cosas que un día creíste que jamás lograrías hacer. Son inventarios bastante ridículos pero sirven para desmontar cualquier muro actual. En mi, caso algunos de mis "imposibles" que resultaron no serlo fueron:

  1. Aprender a nadar. Hasta los 14 años tenía auténtico pánico al agua y estaba convencido de que jamás lograría atravesar una piscina en la que no tocara pie. Tarde, pero acabé descubriendo que flotaba ;)
  2. Terminar una carrera universitaria. Dado que desde la escuela suspendía 4 o 5 asignaturas por curso, ni yo, ni mis profesores ni nadie creía que yo fuera capaz de acabar el bachillerato y mucho menos de licenciarme en nada. Cuando me saqué ese prejuicio de encima, hice una carrera entera en alemán.
  3. Tener novia. También eso lo veía imposible hasta los 23 o 24 años, ya que las chicas que me gustaban me parecían divinidades o extraterrestres fuera de mi alcance. En los inicios del SIDA, además, llegué a pensar incluso que, ante aquel clima de pánico, ya nadie querría follar con nadie.

 

No quiero aburrir con una lista más larga, pero entre los imposibles que siguieron a los anteriores estuvieron traducir un librotrabajar de editorescribir una novelalograr publicarlaganar un premioser traducido a otros idiomascomponer cancionesgrabar discos y muchos otros logros que superaron mis expectativas.

De hecho, recuerdo una conversación con Sandra Bruna cuando amor en minúscula fue comprado por un sello alemán, la primera traducción de mi vida. Ella me preguntó: "¿Cómo te sientes?" y yo le respondí: "Sinceramente, siento que he logrado mucho más de lo que haya podido soñar." Estaba convencido que con aquello había tocado techo y no había nada más que conseguir. Con los años, llegaron 22 idiomas más, 30 en el caso de Ikigai.

Quizás por la fina linea mental que separa lo posible de lo imposible, mi misión como sherpa, literario o de cualquier otro ámbito, es demoler cualquier muro que se ponga quien tenga delante. Eso me ha llevado a hacer debutar a una decena de autores en grandes editoriales, y a desarrollar el método de piano satori, con el que enseño a tocar a dos manos desde la primera hora de clase, aunque la persona no haya tocado jamás ningún instrumento.

Walt Disney decía que "No hay nada más divertido que hacer lo imposible". Por eso, por puro deporte, recomiendo a todo el mundo que procure cada semana hacer al menos una cosa de la que se vea totalmente incapaz. En mi caso, he encontrado un obstáculo excelente y brutal en las clases de húngaro a las que voy semanalmente. Eso de plantarse cada jueves a las ocho de la mañana delante de textos de los que no entiendo una sola palabra es todo un subidón.

De la dificultad del húngaro hablaré otra semana, pero basta decir que, según cuentan, hay agentes del Mossad que lo aprenden para que no los entienda ni Cristo. Algunos lo consideran la lengua más difíci del mundo pero, si me guío por los precedentes, tal vez en un par de años me vea en una taberna de Budapest charlando de cualquier cosa con los lugareños, como me promete mi profesora.

Pues eso, como reza el lema de whatsapp de una buena amiga: misión posible.

¡Abrazos y muy buena semana!

Francesc

>> Comments (13)


Comments and Questions

Lérida (11/06/2016 08:29:04) ¡Me encantó tu Post, Francesc!!! Lo copiaré para tener muy presentes esas ricas enseñanzas, que son aún más válidas porque compartes tus vivencias. Gracias por compartir tanto!!!! Éxitos con el húngaro. Un fuerte abrazo.
Muchas gracias, Lérida :))) ¡Abrazos fuertes!

Isabel (07/06/2016 21:38:16) Un deleite leerte.
Gracias, Isabel :)

angeles (07/06/2016 16:26:13) Feia dies que no et podia llegir amb calma... i mira! avui ho he fet i he recordat que sempre hi trobo algun tresor quan ho faig. Util fins i tot aquí, al final del meu món ;) Gràcies mestre, un cop més. Avui intentarem un impossible...
Tu fas possible l'impossible cada dia, estimada!!! Ara el meu impossible és venir-te a veure Mèxic. Petons!!

Mari Carmen (07/06/2016 16:17:14) No sé cuántas películas habré visto en mi vida, pero en muchas los personajes se cruzaban con algún sabio o maestro que les daba consejos cruciales para mejorar sus vidas. Temí que ese tipo de personas sólo existiesen en la ficción. Me alegro que seas real.
Oh, que bonito elogio, Mari Carmen! Muchas gracias!!

Karo Lyne (07/06/2016 11:53:57) Pues tenemos puntos en común!! Y no se trata del húngaro (todavía por lo menos), sino de haber aprendido a nadar a pesar del pánico al agua y de lo de tener pareja! Aunque por mi parte, he transformado los "imposibles" en "con suerte"... supongo que ya es un paso
Y sin suerte también lo habrías conseguido, Karol :) Simplemente haciendo :) Besos!!

Rebeca (07/06/2016 09:17:47) Querido amigo!! Siempre me sorprendes y en todos tus artículos me regalas la fuerza para seguir peleando!! Yo ahora ando metida en el Kick Boxing y te juro que algún día conseguiré que mi pie de apoyo se mueva cuando doy las patadas. Y mi cadera girará, no me caeré de culo, no bajaré la guardia, no me darán en la cara... Todos los días lo intento, pero el muro es fuerte! Jiji! Eso sí, estoy encantada! Ánimo con el húngaro!! Eso tiene que ser díficil! Pero tú puedes!! Un besazooo! Beka!
Lo conseguirás sin duda, Beka! A ti no hay quien te pare!!! Besooooo

Iris (07/06/2016 00:19:56) Yo hace un tiempo que no me paso por aquí, pero siempre tienes algo que decirme, Francesc. Ahora mismo he estado estancada, diciéndome que no he logrado nada en este par de años de mi vida. Pero tienes razón, debo mirar bien y hacer una pequeña lista, algo que me motive, porque, si no he logrado lo que tengo en mente, es por temor. Espero que esta lista me infunda valor. Gracias por el consejo. Te mando un enorme abrazo desde aquí y cuéntanos luego cómo te va con el húngaro. ¡Con todo!
¡Gracias por volver por aquí, Iris! Un abrazo muy fuerte!!

Begoña (06/06/2016 23:31:09) Hola Francesc! Casi siempre leo tus posts desde el silencio anónimo pero hoy me veo tan reflejada en lo que cuentas que tengo que asumar la cabecita. Muchas gracias por hablar de ello, me siento más acompañada en el asalto a lo imposible ;) PD Suerte con el húngaro
Lo del asalto a lo imposible es un concepto genial :))) ¡Muchos besos!

FRANCISCO (06/06/2016 23:20:33) Es curioso cuando se descubre que cosas por las que en un tiempo matarías por saber hacer termina uno dominando y casi siendo un maestro, tan solo por la fuerza de la pasión y la necesidad de saber , como dice Einstein si no paras de pedalear siempre te moverás y llegaras. No siempre nos subimos a la bicicleta ni tan siquiera nos ponemos a caminar… Lo más bello para mí, es quien tiene el don de hacer creer y poder crear a partir de ese convencimiento, es como saber soplar en la dirección del barco de papel que inicia su travesía, pero está atascado en la orilla. Ese eres tú querido Francesc, tienes la magia, el saber hacer, el saber infundir, la seguridad, el convencimiento, la certeza de que todo podrá ser…y seguro que será… Gracias Francesc por ese don que generosamente nos regalas y nos haces avanzar…Feliz semana Francesc y siempre con una buena maestra a tu lado todo más sencillo…
Una buena maestra enseña más que diez mil libros, eso está muy claro. Dedicaré un post a mi maestra de húngaro ;) Abrazos!!!

Robert (06/06/2016 23:13:02) Molt bon article, com acostumen a ser-ho tots els que escrius. Feia temps que no llegia unes paraules tan inspiradores. M'han vingut ganes de crear la meva pròpia llista de coses que crec impossibles però potser puguin deixar de ser-ho. De moment, puc confessar que jo també tenia por de l'aigua de petit i em va costar uns anys aprendre a nedar. I no fa tant, dos anys enrere, em vaig treure un FP superior de finances infernal. Tot és impossible fins que ho aconseguim fer! Una abraçada!
És genial veure tot el que no volíem fer, perquè al final és això :) Una abraçada, Robert!!!

Joan (06/06/2016 23:04:30) Menuda entrada cargada de lección. Me gustaría añadirle algo que te has olvidado mencionar. Y son los que te seguimos y adoramos, y absorbemos tus enseñanzas con ilusión. Eres un maestro, un amigo, un humano verdadero!! Una persona que nos enseña a no tener límites, a dar lo mejor de uno mismo y a perseguir nuestros felicidad. Gracias por todo y por tanto, amigo!! ;) Y a por nuevas metas!!!!
Eres un solete, Joan! Gracias por ser tan amable!!!

Anna (06/06/2016 23:01:30) <3 Egy, kettő, három :D :*
<3 négy, öt, hat, hét... :***

Adriana (06/06/2016 22:48:17) Me ha encantado esta entrada. Me han encantado tus imposibles-posibles y me parece maravilloso lo del método del piano, yo tengo muchas ganas aprender, me parece un instrumento maravilloso. Antes de empezar todo parece una montaña pero en la montaña no nos imaginamos que estamos subiendo más de lo que preveíamos. Los imposibles son fantásticos, sobre todo, como digo siempre, si no se cree en ellos. Muy feliz semana, amigo. Es maravilloso el cambio que le has dado a tu vida. ¡A disfrutar! Abrazo
Gracias por leerme desde la ciudad de la luz, genio!! Mil besos!


Write comments or questions

* all fields are mandatory

* Maximum 500 characters Solve the following operation: 3 + 6 =


MONDAY NEWS  /  BIO  /  FEEDBACK  /  NEWS  /  MUSIC  /  BOOKS  /  MAIL  /  © Francesc Miralles