EN / CAT / CAST

NEWS

ARQUEOLOGÍA DE LAS RELACIONES (0) Usted tiene 100 amigos (30/05/2016)

Francesc Miralles

Buenas tardes,

Ayer, después de colgar la pieza que cierra Los Doce Otoños (https://www.facebook.com/the12autumns/), recordé lo que me dijo Pablo Despeyroux, el ingeniero de sonido que ha bajado cada mes a mi estudio con su equipo de grabación móvil:

-Lo que no me gusta de este proyecto es que voy a ser consciente de cómo vuela el tiempo.

Y así ha sido. Sin darnos cuenta, los doce meses ya han pasado (la idea era colgar un tema cada día 27) y somos un año más viejos.

Echando la vista atrás, quise retroceder aún más y acabé abriendo una bolsa llena de fotos en papel. Cada imagen del pasado contaba una historia y me sorprendí al reencontrar a amigos a los que había estado fuertemente unido, pero con los que no he contactado desde hace años. Algunos, incluso décadas. Y sin ninguna razón de peso.

Cuando empezaba a estudiar alemán, recuerdo que una vez un compañero de clase me invitó a su casa para intentar meterme en un negocio piramidal. Yo no tenía intención alguna de comprar pasta de dientes que cuesta 7 veces más que el Colgate, y aún menos de captar a otra gente para que consumieran estos productos y yo cobrara comisión de sus compras.

Aun así, me despertó curiosidad saber cómo se las ingeniaría aquel hombre para pillar a gente que lo aupara a lo alto de la pirámide hasta (eso le habían dicho) poder vivir sin trabajar. Me enseñó unos casetes comprados a precio de oro con instrucciones para progresar en aquel negocio. En especial, me llamó la atención una de las cintas que llevaba por título: USTED TIENE 100 AMIGOS.

Aquello me pareció inverosímil, así que le pregunté si esa cifra era cierta y quiénes eran, en su caso, aquellos 100 amigos. Él fue en busca de una vieja libreta de teléfonos y empezó a hojearla delante de mí.

-Esos números son muy antiguos -le dije-. Y quien los apuntó ahí tiene letra de niño…

-Los apunté yo de pequeño -reconoció el otro-. Son chavales que iban conmigo al cole en la primaria.

-Pero… Debe de hacer quince o veinte años que no sabes de ellos. ¿Cuentan como amigos?

-Quizás sí. Se trata de empezar a llamar, metódicamente. Les dices que te has acordado de ellos y que te gustaría ayudarles. Si tienes su teléfono es que algún día fueron amigos, y pueden volver a serlo.

Aquel método expeditivo me hizo pensar en una misteriosa carta manuscrita que yo mismo recibí a los dieciséis años. La escribía mi mejor amigo en los primeros años de primaria y me invitaba a visitar una secta donde él estaba involucrado porque allí harían de mí «una persona más capaz», en sus propias palabras.

Dispuesto a rescatar a mi amigo de infancia, no dudé en ir a la dirección de la carta, pero al llegar allí el local estaba siendo desmontado. La secta se estaba mudando a algún otro lugar y nadie me supo decir nada de mi antiguo amigo.

Sé que estoy saltando de un tema a otro, pero me doy cuenta de que voy a necesitar muchos lunes para contar esta historia, de la cual aquí presento solo el capítulo cero.

Volviendo a la bolsa de fotos, reconozco que ayer me emocioné al reencontrar a personas tan importantes en mi vida de las que, desde hace mucho, no me he ocupado en absoluto.

En un ejercicio de autocrítica, me doy cuenta de que el último año me he quejado mucho de las traiciones de amigos más o menos recientes, cuando yo he desatendido totalmente a los ángeles de la guarda de mi pasado, que eran intachables en su entrega y lealtad.

Supongo que le sucede a casi todo el mundo y la razones de esta desconexión pueden ser muy variopintas. Perdimos de vista a aquel amigo del alma porque…

  • Se fue a vivir a otro emplazamiento geográfico.
  • Nuestros caminos se separaron al dejar de estudiar o trabajar juntos.
  • Se produjo algún malentendido que no se resolvió en su momento.
  • Tiene una familia y sus prioridades vitales deben de ser otras.

 

Al ver las viejas fotografías, me he dicho que estas razones son excusas de mal pagador. Por lo tanto, he decidido ponerme el traje de arqueólogo y dedicarme a desenterrar tesoros del pasado, en lugar de luchar por algunas amistades de usar y tirar (por supuesto, también hay amigos recientes de primera categoría).

No tengo una vieja libreta de teléfonos, pero la tecnología proveerá (espero) otros medios. Lo que suceda en estas aventuras lo iré compartiendo por aquí en forma de capítulos, por si sirve a alguien de inspiración.

¡Abrazos y feliz semana!

Francesc

PD. Este "selfie" me lo hice siendo preadolescente con una cámara Agfa para niños.

>> Comments (7)


Comments and Questions

Núria (31/05/2016 21:15:25) qué bueno el "selfie", fuiste un avanzado a tu tiempo, Con tu post, me planteo si es posible conservar el contacto con todas las amistades con las que compartimos un trozo del camino. Tal vez en esta dimensión no es materialmente posible, en universos paralelos tal vez. Aunque cuando nos reencontramos con un auténtico amigo, hay una conexión irrepetible que hace que todo continúe como si sólo hubiera pasado unas horas del último encuentro. feliz FLASHBACK !!!! Namasté!!
Com todas es imposible, esto está claro! Pero es bello recordar los grandes momentos con los grandes amigos. Namasté!!

Dolors (31/05/2016 21:08:43) Francesc, la vida és un camí en el qual podem trobar moltes persones. De totes hem d'aprendre alguna cosa i possiblement el més important és poder deixar-les anar. Les fotografies són la prova d'un moment, d'una etapa.. algunes persones queden i d'altres han de marxar. Segur que, si cal, retrobaràs persones que han estat importants. Jo guardo en el meu cor amics i amigues però crec que trobaré persones encantadores, com tu, en el futur. Gràcies per fer-me reflexioanr. Una abraçada!
Gràcies per ser sempre tan amable, Dolors! Una abraçada molt gran!!

Ana (31/05/2016 13:52:28) Creo que todos tenemos alguno de esos amigos, la relación se va diluyendo sin un motivo aparente. Me parece muy bonito ese proyecto arqueológico que piensas llevar a cabo, nunca se sabe que nuevas vías pueden abrirse. Un abrazo :)
Un abrazo my fuerte también para ti!! :))

Lérida (31/05/2016 02:13:46) ¡Cuánto tiene tu niño de parecido contigo en esa foto!!! Muy bueno tu post! Realmente creo que todos tenemos esos amigos que aún lejos o distantes los sentimos amigos. Y es bueno -aunque sea- recordarlos, si ya no es posible continuar la amistad. Te hace sentir una "dulce" nostalgia... Gracias por tu compartir siempre tan rico y sincero. ¡Un abrazo!!!
Gracias por tu bello comentario, Lérida!! Abrazos!!!

Lupita Angon (30/05/2016 23:22:19) Francesc, muy guapo siempre, recibe besos y abrazos!!
Abrazos, Lupita!!!

Joan (30/05/2016 20:53:57) El tiempo y un sinfín de razones nos han separado. Aún así, jamás he sentido haberte perdido. Quizás a ti sí te haya sucedido. Si es así, discúlpame, amigo. Sé que el destino permitirá que nos reencontremos y nos pongamos al día. Un abrazo del corazón de los volcanes!! Te quiero mucho, amigo!! ;)
No nos han separado, Joan! Solo vivimos lejos. Habrá ocasión de reencontrarnos, en Barcelona o en los volcanes :))) Abrazos, querido!!

Pablo (30/05/2016 20:13:55) A veces cuando aparecen restos del pasado es porque hay algún círculo aún por cerrar o porque hay que abrir nuevos con personas anteriores. Por suerte a pesar de la distancia entre nosotros nunca hubo desconexión. Te veo este fin de semana :)
Siempre hemos estado y estamos cerca :))) ¡Te veo muy pronto! Abrazos!!!


Write comments or questions

* all fields are mandatory

* Maximum 500 characters Solve the following operation: 8 + 7 =


MONDAY NEWS  /  BIO  /  FEEDBACK  /  NEWS  /  MUSIC  /  BOOKS  /  MAIL  /  © Francesc Miralles