EN / CAT / CAST

MONDAY NEWS

HAY AMIGOS PARA TODO

Nietzsche

Buenas noches,

Hoy he pasado un mediodía muy inspirador con mi querida Meritxell Naranjo, que además de ser una cantautora excepcional tiene mucha sabiduría de la vida. Hablábamos de diferentes épocas vitales por las que hemos pasado y las personas que nos han acompañado en estos trances.

Uno de los fragmentos más célebres de la Biblia es el de Hay un tiempo para todo, del Eclesiastés, y esa misma filosofía puede aplicarse al mundo de las relaciones: Hay amigos para todo.

Muchas de las decepciones que nos llevamos en las relaciones humanas vienen del mal hábito de pedir peras al olmo, una expresión del castellano que no puede ser más gráfica.

Hay amigos geniales para la fiesta que nunca podrán acompañarnos en el dolor, porque quizás nunca han explorado el suyo propio.

Hay grandes contadores de historias que son incapaces de escuchar, porque tienen un canal de comunicación unidireccional.

Hay personas que se esfuman durante meses enteros, pero que aparecen por arte de magia cuando nos encontramos ante una gran dificultad.

Al igual que sucede con las artes, en el ámbito de la amistad todo el mundo tiene algún talento, pero a veces no es el que el otro necesita. De aquí vienen todos los líos. Por eso hay que tener la sabiduría que saber quién sirve para qué en cada situación. No ser capaces de entenderlo habla más de nuestra ceguera que de la incapacidad del otro.

Uno de mis aforismos favoritos de Nietzsche es: «Debemos ser un lugar de descanso para nuestros amigos; pero un lecho duro, de campaña».

Pocas personas encontraremos a lo largo de la vida que, en lugar de dorarnos la píldora o callar, nos ayuden a superarnos por cualquier medio. Y aún menos son los que nos acompañarán a la guerra, cuando las cosas se ponen feas. 

Sin embargo, tener un solo amigo de esta calidad te puede salvar la vida. Y aunque los héroes no abunden, dar con un buen conversador te salvará al menos de una mala tarde. 

Reconocer los distintos dones y talentos sirve para elegir a las personas y momentos oportunos, en lugar de enfadarnos porque esperábamos una fruta que nunca dará ese árbol. No hay nadie que sea bueno en todo, pero todo el mundo es bueno en algo. Celebremos ese algo y no pidamos más.

¡Feliz semana!

Francesc

>> Comments (4)

MONDAY NEWS  /  BIO  /  FEEDBACK  /  NEWS  /  MUSIC  /  BOOKS  /  MAIL  /  © Francesc Miralles