EN / CAT / CAST

MONDAY NEWS

Donde nacen las estrellas

Enric Verdaguer

Buenas noches,

El pasado domingo estuve en Madrid y tuve ocasión de retomar el contacto con Yaiza B.G. a quien tuve a los 18 años como alumna de narrativa. Por aquel entonces, formaba parte de un grupo de 12 jóvenes que asistían a un curso de un año organizado por una editorial de literatura juvenil. Todos ellos escribirían su novela y los profesores elegiríamos una para ser publicada en castellano y catalán.

La obra escogida fue NO TE VAYAS y Yaiza se dio a conocer con solo 19 años en las librerías de España y Sudamérica. Personalmente, me sorprendió la madurez de su estilo, con toques que me recordaba incluso a la novela victoriana de fantasmas.

No es la primera experiencia que he tenido como sherpa literario de autores jóvenes. La más precoz de todas fue Hypatia Pétriz, que con doce años asistía con su madre a los conciertos de Nikosia. La primera vez que hablé con ella fue el día de su 13 cumpleaños. Al día siguiente me mandó por mail unos cuentos que estaba escribiendo y me dije: "Aquí hay madera y de la buena". Un año después debutaba con DIARIO DE H, y la autora llegó a ocupar la portada de los dominicales de la prensa nacional.

En el campo de la música, recibí el encargo de realizar la biografía de un jovencísimo Enric Verdaguer cuando aún no había lanzado su disco en Sony. Estaba terminando el bachillerato y, un día por semana, conversábamos y yo grababa sus impresiones sobre la música, la vida, las redes sociales... Finalmente el libro no se editó, pero queda aquí como "rarity" para el futuro, empleando el lenguaje musical, y -lo más importante- fue el inicio de una amistad que espero que sea para siempre.

Guiar a una persona joven o a un debutante de cualquier edad hacia su primer éxito literario, requiere de un apoyo por parte del sherpa que puedo resumir en estos puntos:

  1. Detectar qué hay de único en el estilo y visión del mundo del artista y hacer de ello su seña de indentidad.
  2. Ayudarle a organizar su proyecto en objetivos pequeños (por ejemplo, un capítulo por semana) que le ayuden a superar el vértigo ante el conjunto de la obra.
  3. Enseñarle a separar el grano de la paja a la hora de elegir qué contar.
  4. Asimilar las claves del editing, que es lo que distingue un texto profesional de otro que las editoriales rechazan al ver que presenta deficiencias.
  5. Encontrar el inicio y cierre ideal para cada capítulo y para la novela misma. El inicio de un libro es lo que nos enamora y hace que lo compremos. El final, cuando es mágico, lo que desata el boca oreja.

 

Más allá de la técnica y del talento que he ido descubriendo a lo largo de estos años, una gran satisfacción al trabajar con personas jóvenes es desterrear aquel tópico casposo de "cualquier tiempo pasado fue mejor". Al contrario, creo que en ninguna otra época ha habido tanto genio adolescente como ahora.

Cuando disfruto del arte de Yaiza, Hypatia o Enric, me doy cuenta de que, contrariamente a lo que se dice, el futuro está en muy buenas manos. ¡Gracias por existir, chic@s!

Y muy feliz semana,

Francesc

>> Comments (2)

MONDAY NEWS  /  BIO  /  FEEDBACK  /  NEWS  /  MUSIC  /  BOOKS  /  MAIL  /  © Francesc Miralles