EN / CAT / CAST

MONDAY NEWS

EL RETO DE LOS 100 DÍAS

Francesc Miralles

Buenas noches,

Llevo tanto tiempo sin pasar por aquí que he decidido dar señales de vida a esta hora intempestiva, aunque no sea lunes.

Se supone que agosto es un mes en el que todo se detiene en este país, pero lo cierto es que yo no he parado de dar vueltas desde julio. Estuve en Letonia y Lituania con dos buenos amigos y allí vivimos extrañas aventuras que explicaré en alguna próxima Monday News. Luego fui con mi pareja y mi hijo a un remoto pueblo húngaro cerca del lago Balaton, donde me tomaron esta foto en el bosque.

Entre medio, he estado revisando una novela que debería salir el año que viene, además de escribir artículos y acabar de orientar los trabajos de los últimos autores que tendré como sherpa. Sobre mis propias obras, aprovecho este regreso nocturno para anunciar dos cosas.

La primera es que este jueves 16 mostraré en mi FB la portada de un libro muy especial que verá la luz dos meses más tarde. 

La segunda tiene que ver con mi llegada al medio siglo, el próximo 27 de agosto. Cumpliendo una promesa que me hice hace años, quiero regalarme dos cosas. La primera son unas tarjetas de visita muy particulares que veréis por aquí (el 27 justamente caerá en lunes). La segunda es que me daré permiso para escribir mi biografía.

Dedicaré todo el otoño a terminarla y antes de Navidad estará disponible a través de mi nueva web. En este caso particular haré una excepción y no publicaré a través de una editorial, porque no quiero que nadie venda mi vida.

Anunciado todo esto para quien le pueda interesar, mañana subiré a un ferry que me llevará a los pasajes de mi infancia. El último viaje de este verano será al norte de Mallorca, donde mi madre nos llevaba a mí y a mi hermana cuando éramos niños. Mi padre se quedaba en Barcelona o aprovechaba para viajar a donde a él le apetecía.

Los primeros recuerdos que tengo de mis agostos de niño son de los tres en Port Pollença, chapoteando en una playa donde los peces te rozaban los pies, o tomando el barco hacia Cala Formentor, con los pinos dando sombra a los bañistas.

No sé cómo me sentiré en este regreso 40 años después —ahí es nada—, pero prometo contarlo aquí el próximo lunes.

Pero este pueblo marinero no será el único revival que haré en este viaje. Mucho antes de que decidiera escribir libros, trabajé varios años de profesor de alemán. En aquel momento me parecía la profesión más emocionante del mundo y me llevaba a los alumnos a la ciudad donde estudié parte de mi carrera, en la medieval Münster.

Más que enseñar el idioma, trataba de transmitir a los estudiantes la pasión por el alemán, recomendándoles películas, libros y canciones.

De eso hace ya veinte años, pero estoy a punto de volver al ruedo porque mi pareja me ha comunicado que le haría ilusión aprender catalán. Es terapeuta y este otoño se publicará su primer libro en este país, del que daré noticias en su momento. Además de utilizar el húngaro, el francés, el inglés y el castellano, le gustaría poder usar la lengua que hablan buena parte de sus pacientes.

Sus deseos son órdenes para mí, así que a partir de este miércoles 15 de agosto iniciamos lo que hemos bautizado como el reto de los 100 días. Este es el tiempo que nos hemos dado para, tras recibir una hora diaria de clase por mi parte, hablar con soltura la lengua de Gaudí, Miró y Dalí, entre muchos otros.

Los amigos que habláis catalán y queréis saber si lo hemos logrado, dirigiros a Anna Sólyom en este idioma el 25 de noviembre. Ese día, que será domingo, se habrán cumplido los 100 días y podréis comprobar si yo aún soy buen profesor y ella ha logrado aprender su quinta lengua en este tiempo récord. Vamos por ello…

¡Felices días de agosto mientras tanto!

Francesc

>> Comments (2)

MONDAY NEWS  /  BIO  /  FEEDBACK  /  NEWS  /  MUSIC  /  BOOKS  /  MAIL  /  © Francesc Miralles